martes, 25 de diciembre de 2012

¡Feliz Navidad! | Merry Christmas! #Video

Post original publicado en mi blog La Ivys on Wheels!

 

nacimientoChristmasComo la mayoría de las personas nosotros creemos en Dios, Nuestro Padre Celestial,  en Su Hijo Jesucristo, y en el Espíritu Santo.

Sabemos que Jesucristo nació de María, que era virgen, en Belén, en un establo.

Su papá terrenal fue José, el carpintero, y Dios su Padre Celestial.

Su concepción fue un milagro llevado a cabo por medio del Espíritu Santo.

Jesucristo es el Hijo de Dios, Él vino a la tierra para ayudarnos a volver a vivir con Nuestro Padre Celestial si somos obedientes a los mandamientos y a las leyes de Dios.

Cada Diciembre el mundo festeja el nacimiento de Jesús el Cristo con una fiesta, regalos y todo eso.

Nosotros como familia nos juntamos para cenar y celebrar este acontecimiento como una tradición mundial, pero sabemos que a Jesucristo hay que recordarlo cada día de nuestra vida y seguir Su ejemplo.

Hoy quise compartir este video que encontré en YouTube de una canción que se llama "Más que un Niño". Esta canción fue escrita por Kenneth Cope, y me gusta escucharla en esta fecha. 

La canción habla del dilema que se plantea José al saber que va a ser el padre terrenal de Jesucristo. Él se pregunta como puede ser el padre de este bebé tan milagroso, y con María tratan de descifrar qué hacer.

Si no pueden verlo, hacen clic acá y los lleva a YouTube.

 

 

Les dejo la letra:

“Más que un Niño…”

Primero Canta José:

María, tendrás tú un niño
Un salvador del cielo vendrá
Un ángel me dio ya su nombre
Será Jesús quien de ti nacerá

El más que un niño ha de ser
Más que un ser mortal
Así que como podre yo
Al niño criar
Será Él quién me guiará

Coro.

Es el Mesías, es el Hijo de Dios
al mundo enviado trae de los cielos
Un mensaje de amor
Es el Cordero de Dios

José:                             María:

María                                 José    
Tendrás tú un niño         
Dios enviará
Un salvador                      E
l Mesías
Del cielo vendrá               Por fin llegará

Un ángel                          
Un ángel
Me dio ya su nombre     Del cielo habló
 
Será Jesús                       
El Cristo
Quién de Ti nacerá         Al mundo vendrá

Más que un niño ha de ser     Él nos va a reinar
Más que un ser mortal
Así que como podré yo           Con su gran poder
 
Al Niño criar                                 
Será Él, quién me guiará        Quién me guiará

Coro.

Es el Mesías, es el Hijo de Dios
Al mundo enviado trae de los cielos
Un mensaje de amor
Es el Cordero de Dios

Es el Mesías

Es el Mesías                Más que un niño es
A quien su Padre da   
Mas que un niño es


                 Y Él nos guiará

 

 

 

¡Feliz Navidad! 

 

 

 

[Fuente de la imagen de María, José y el bebe Jesús la encuentran por acá]

 

113

domingo, 16 de diciembre de 2012

Nada es en vano. | #Quote #Frase #SUD #LDS

No son en vano

 

"Las pruebas que sufrimos y las penas que pasamos jamás vienen en vano, sino más bien contribuyen a nuestra educación, al desarrollo de virtudes como la paciencia, la fe, el valor y la humildad.

Todo lo que sufrimos y todo lo que soportamos, especialmente cuando lo hacemos con paciencia, edifica nuestros caracteres, purifica nuestros corazones, expande nuestras almas y nos hace más sensibles y caritativos, más dignos de ser llamados Hijos de Dios."   Orson F. Whitney (Liahona enero de 1988, pág 57.)

 

Fuente de la imagen: Página en Facebook de "Jesucristo y la Comunidad SUD"

domingo, 8 de julio de 2012

“El Plan De Felicidad” [Mensaje]

Artículo citado del site de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.


“El Plan de Felicidad”

Por Élder Daniel A. Moreno - De los Setenta


"No existen condiciones ideales; existen oportunidades, y hay que tomarlas y aprovecharlas. Si lo hacemos, cumpliremos el propósito de Dios en nuestras vidas y llenaremos la medida de nuestra creación."

 

Voy a comenzar dándoles una mala noticia: “Las condiciones ideales no existen”. Lo que existe son oportunidades. Y muchas veces en un contexto que nos resulta adverso. Sin embargo hay personas que esperan que las condiciones sean ideales para hacer algo. Por ejemplo: “Me voy a activar cuando releven al Obispo Fulano de Tal”; “Voy a comenzar a pagar los diezmos cuando tenga un mejor trabajo”; “Cuando me gradúe nos vamos a casar”; “Cuando edifique la otra pieza vamos a encargar un hijo”; etc., etc.

Pero las condiciones ideales no existen y podemos pasarnos toda una vida esperando sin que nunca lleguen.

Las condiciones ideales no existieron para Nefi, tampoco para José Smith. No existen para nadie.

Examinemos un poco la historia de Nefi. ¿Tenía problemas?, por supuesto que tenía problemas, de afuera y de adentro; problemas con Labán, con sus propios hermanos que lo sometían a todo tipo de abusos; a veces consigo mismo, ya que más de una vez hacía un análisis introspectivo en el que tomaba cuenta de sus debilidades. Sin embargo Nefi escribe en el primer versículo del primer capítulo de su primer libro: “siendo, no obstante, altamente favorecido del Señor todos mis días”. Aunque en realidad podemos llegar a pensar en varios días de la vida de Nefi en los cuales la pasó muy mal, como cuando le pegaban sus hermanos o le ataban al mástil del barco o la angustia que le producía la desobediencia de ellos.

Sin embargo Nefi dice: “favorecido del Señor todos mis días”.

Para José Smith tampoco fue tarea fácil la que le asignó el Señor, en condiciones tan adversas. Con poca instrucción al comienzo. Sumido en la pobreza. Teniendo que trabajar arduamente a diario para su sustento. Perseguido, encarcelado, torturado y finalmente asesinado. Si a eso le sumamos tragedias familiares como el fallecimiento de sus mellizos poco después de nacer, el cuadro está completo.

Hoy en día, los líderes y apóstoles no se ven libres de las dificultades; se enferman, muchas veces gravemente, también pasan por la experiencia purificadora del dolor.

No hay condiciones ideales, pero hay oportunidades. Sin embargo, muchos de nosotros a veces esperamos, al igual que los romanos de la antigüedad, que los hados nos sean propicios. Cuando en realidad, citando a Donald Kendall, director ejecutivo de Pepsi Co., “El único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario”.

A veces vemos a personas exitosas, las admiramos, en cierto modo las envidiamos y deseamos estar en su lugar, ser como ellos. Pero pasamos por alto el hecho que para llegar al éxito, esas personas han recorrido un largo camino de trabajo, esfuerzo, errores, fracasos, frustraciones y reveses de la vida. Han pagado un precio.

Lo que realmente necesitamos es un PLAN.
Durante 5 años de mi vida serví como misionero. Dos años como joven y tres años como presidente de misión. Y siempre le hablábamos a las personas que Dios tiene un plan. Cuando joven le llamábamos EL PLAN DE SALVACIÓN (por supuesto lo sigue siendo), en la actualidad los misioneros lo llaman EL PLAN DE FELICIDAD. Pero es un plan. Un plan para cada uno de nosotros. Es vernos en nuestro estado actual y visualizar lo que podemos alcanzar si somos fieles; aún llegar a ser como Dios.

Para muchas religiones esto puede sonar como una herejía, pero para nosotros es una verdad sublime, que un hijo espiritual de Dios, al igual que un niño que crece para parecerse a su padre, tiene la capacidad de crecer en espiritualidad hasta alcanzar los atributos de la divinidad.

Es como sacar una foto de cómo nos encontramos ahora y después imaginarnos un escenario futuro de dónde queremos estar. Y entonces trazar un plan que nos lleve a ese punto.

Henry Ford dijo: “Sea que pienses que puedes o que no puedes, estarás en lo cierto”.

Todo plan necesita pasos a seguir, etapas, plazos, seguimiento y personas que servirán de ayuda y sostén. Pueden haber demoras, inconvenientes, cosas que ocurren en la vida y que son ajenas a nuestros deseos y voluntad, pero el aferrarse al plan y seguirlo (con los ajustes que a veces son necesarios), es lo importante.

Si bien nuestro plan incluirá hitos importantes que son comunes a todos, el mismo plan no sirve para dos personas diferentes. Cada uno debe hacerlo a medida, ajustándolo a sus necesidades y deseos.

No existen condiciones ideales; existen oportunidades, y hay que tomarlas y aprovecharlas. Si lo hacemos, cumpliremos el propósito de Dios en nuestras vidas y llenaremos la medida de nuestra creación.

 

Fuente del mensaje: Biblioteca del Evangelio – Mensajes Líderes del Área

Bio Elder Daniel A. Moreno: Casado con Alicia Colombo.  Hijos: Andrés, Pablo y Débora. Hijos políticos: Virginia, María Laura y Sergio. Nietos: Pablo, Catalina, Pedro, Tomás, Juan, Lucas, Federico y Sol.

Llamamientos anteriores: - Presidente de la Misión Bolivia Cochabamba -Presidente de la Estaca Rosario Argentina Norte - Obispo del Barrio Juncal, Estaca Buenos Aires Argentina Belgrano - Obispo del Barrio La Florida, Estaca Rosario Argentina Norte - Obispo del Barrio Parque Urquiza, Estaca Rosario Argentina -Misionero de tiempo completo, Misión Argentina del Norte

Ocupación: Gerente de Servicios de Bienestar del Área Sudamérica Sur

Educación: Licenciado en Administración de Empresas. Maestría en Administración de Empresas (MBA)

Fuente de la Bio: Noticias Locales – La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

lunes, 25 de junio de 2012

La organización de la Iglesia. [Información. #SUD #mormon]

Si bien este blog es para contar mi vida como mormona, es decir como miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, voy a contarles un poco como está organizada la iglesia porque a veces voy a hablar de, por ejemplo, mi Obispo, de la clase de la Sociedad de Socorro, o de la Primaria, o la Reunión Sacramental o algunas de las otras clases que tenemos los domingos en la capilla (capilla le decimos al edificio donde nos juntamos no solo para tener las reuniones dominicales sino donde hacemos actividades de todo tipo, ya sea deportivas, sociales, etc) y medio que van a andar perdidos Guiño.

Este va a ser un post medio larguito – el que avisa no traiciona Burla  – porque voy a contarles un poco cómo está organizada la Iglesia. Toda la  información la saqué de la página oficial de la Iglesia donde explica “La Organización de la Iglesia de Jesucristo”.

¿Cómo está organizada la Iglesia?

Jesucristo está a la cabeza de la Iglesia. Bajo Su dirección, las Autoridades Generales y los líderes locales guían y enseñan a los miembros de la Iglesia en todo el mundo.”

CRISTO Y LOS 127-16

BAJO LA DIRECCIÓN DE JESUCRISTO, quince Apóstoles dirigen la Iglesia. A ellos se les considera profetas, videntes y reveladores. El hombre de más antigüedad como Apóstol es el Presidente de la Iglesia; por inspiración él escoge a otros dos Apóstoles como consejeros. Éstos tres funcionan como la Primera Presidencia, la cual es el máximo cuerpo gobernante de la Iglesia.

Los miembros de la Primera Presidencia son testigos especiales de Jesucristo, llamados a enseñar y testificar de Él por todo el mundo. Ellos viajan con frecuencia, hablan y animan a vastas congregaciones de miembros y no miembros interesados y se reúnen con líderes locales.

Cuando no están de viaje, los miembros de la Primera Presidencia, en consejo con otros líderes generales de la Iglesia, analizan juntos los temas que conciernen a la Iglesia en el mundo, tales como la obra misional, la construcción de templos, el bienestar espiritual y temporal, entre muchos otros.  (Fuente: La Primera Presidencia)

Quórum de los Doce Apóstoles: Es el segundo cuerpo gobernante de la Iglesia (la Primera Presidencia es el primero o máximo). Los apóstoles son testigos especiales de Jesucristo llamados a enseñar y testificar de Él por todo el mundo. Ellos viajan con frecuencia, hablan y animan a vastas congregaciones de miembros y no miembros interesados y se reúnen con líderes locales.

Después está La Presidencia de los Setenta, el Quórums de los Setenta y el Obispado Presidente

Siguiendo con la organización de la Iglesia tenemos:

  • Áreas:  La Iglesia a escala mundial está dividida en áreas geográficas. Por ejemplo, “Europa”, “Asia Norte”, “Caribe” y “Centroamérica” son nombres de áreas específicas de la Iglesia. La Primera Presidencia ha asignado a la Presidencia de los Setenta para presidir sobre las áreas en los Estados Unidos y Canadá. En las otras zonas, la Primera Presidencia asigna presidencias de área para presidir sobre las áreas seleccionadas bajo la dirección del Quórum de los Doce. Una presidencia de área está constituida por un presidente y dos consejeros. Un presidente de área es usualmente una Autoridad General seleccionada de entre el Primer o el Segundo Quórum de los Setenta, mientras que los consejeros pueden ser, bien sea Autoridades Generales o Setentas de Área seleccionados de entre los otros Quórums de los Setenta.  Los miembros de la Presidencia de los Setenta o de las presidencias de área viajan frecuentemente dentro del área asignada para enseñar y animar a los líderes locales y a los miembros de la Iglesia. Se asigna también a los Setenta de Área a reunirse con los presidentes de estaca en su área e instruirlos, bajo la dirección de la presidencia de área o la Presidencia de los Setenta.

A su vez cada Área está dividida en:

  • Estacas: La mayoría de las áreas de la Iglesia están divididas en estacas, las que usualmente comprenden de cinco a doce congregaciones que se denominan barrios o ramas.
  • Barrios: A semejanza de la Iglesia en la antigüedad, los miembros de la Iglesia hoy en día están organizados en congregaciones. Las congregaciones grandes (de aproximadamente 300 miembros o más) se denominan barrios. Las congregaciones más pequeñas se llaman ramas. Un barrio está dirigido por un obispo y dos consejeros, quienes conforman un obispado; mientras que las ramas son dirigidas por un presidente de rama y dos consejeros. A continuación se describen las responsabilidades de un obispo, que son similares a las de un presidente de rama.

¿Qué es un Obispo?

Un obispo tiene muchas responsabilidades. Además de velar por todos los miembros del barrio, tiene una responsabilidad particular de guiar a los hombres y a las mujeres jóvenes del barrio. Él supervisa la enseñanza, la obra misional y el crecimiento espiritual del barrio. Es responsable de realizar entrevistas de dignidad, aconsejar a los miembros y administrar la disciplina de la Iglesia. Es responsable de cuidar del pobre y del necesitado, supervisa las finanzas, los registros y el uso y la seguridad del centro de reuniones.

Al obispo le asisten en estas y otras responsabilidades, dos consejeros, un secretario ejecutivo, diversos secretarios y los líderes de las organizaciones del barrio. Se llevan a cabo reuniones de liderazgo regularmente para que el obispo, y quienes le ayudan, analicen en consejo el bienestar de los miembros del barrio.

Así mismo en los Barrios o Ramas, existen organizaciones que llamamos Organizaciones Auxiliares. (Por acá información general).

  • Sacerdocio de Melquisedec: Los varones adultos dignos de la Iglesia reciben el Sacerdocio de Melquisedec, que es la autoridad de Dios para efectuar ordenanzas sagradas y dirigir la Iglesia. Los hombres que poseen el Sacerdocio de Melquisedec pueden administrar ordenanzas, tales como otorgar el don del Espíritu Santo y dar bendiciones de salud por la imposición de manos. En un barrio, los hombres que poseen el Sacerdocio de Melquisedec pertenecen o bien al quórum de élderes o al grupo de sumos sacerdotes.
  • La Sociedad de Socorro: Todas las mujeres del barrio, de 18 años en adelante, así como las que son menores de 18, pero están casadas o son madres solteras, pertenecen a la organización de la Sociedad de Socorro. El propósito de la Sociedad de Socorro es organizar, enseñar e inspirar a las mujeres para prepararlas para las bendiciones de la vida eterna. Las miembros de la Sociedad de Socorro cumplen con este propósito al aumentar su fe y rectitud personal, fortalecer a las familias y los hogares y al buscar y socorrer a los necesitados.
  • Los Hombres Jóvenes: Los varones dignos son ordenados al oficio de diácono en el Sacerdocio Aarónico a la edad de 12 años. El propósito de la organización de los Hombres Jóvenes es ayudar a los jovencitos a aprender y cumplir con sus deberes del Sacerdocio Aarónico y prepararlos para las responsabilidades futuras como misioneros, esposos, padres y líderes en la Iglesia. Los hombres jóvenes se reúnen los domingos para recibir instrucción en el sacerdocio, y durante la semana para actividades sociales, culturales y de servicio. En el curso de estas reuniones ―y en su tiempo personal― los jóvenes participan en un programa llamado Mi Deber a Dios, el cual les ayuda a fortalecer sus testimonios y su relación personal con Dios; también les ayuda a aprender y cumplir con sus deberes del sacerdocio y a vivir conforme a las normas del Evangelio.
  • Las Mujeres Jóvenes: Las mujeres jóvenes, desde los 12 a los 17 años, pertenecen a la organización de las Mujeres Jóvenes del barrio. El propósito de esta organización es ayudar a las mujeres jóvenes a forjar sus testimonios de Cristo y prepararlas para recibir las bendiciones del templo. La organización de las Mujeres Jóvenes también las prepara para sus futuros roles como mujeres de la Iglesia y para contribuir a la sociedad.
  • La Primaria: La Primaria es para niños y niñas desde los 18 meses hasta los 11 años de edad. Tiene como propósito ayudar a los niños a entender el evangelio de Jesucristo y a prepararles para hacer y guardar convenios sagrados. Los niños asisten a las clases de la Primaria durante dos hora cada domingo, mientras sus padres toman parte en otras reuniones de la Iglesia. Los niños también participan en forma regular de los días de actividades, lo que les brinda la oportunidad de interactuar entre sí, tener recreación sana en actividades físicas, creativas, culturales y de servicio; también participan del programa Fe en Dios, el cual les ayuda a vivir los principios del Evangelio y a desarrollar sus testimonios.
  • La Escuela Dominical: Las clases de la Escuela Dominical se imparten cada domingo y duran aproximadamente una hora. La Escuela Dominical ofrece a los miembros mayores de 12 años instrucción en el Evangelio específica para cada grupo de edad (los menores de 12 asisten a la Primaria). La presidencia de la Escuela Dominical de barrio usualmente está compuesta por un presidente y dos consejeros, asistidos por un secretario y por maestros llamados para instruir a los diversos grupos de edades.

Bien, esa es la información “organizativa” por así decirlo.

Ahora, cada domingo nos reunimos en la capilla durante 3 horas. En mi Barrio las reuniones empiezan a las 9 de la mañana y terminan a las 12 del medio día.

sacrament-meeting-297011-mobileLas primeras 2 horas tenemos clases en cada una de la Organizaciones Auxiliares por separado (cada clase dura 40’) y antes de irnos, en la tercer hora, tenemos lo que llamamos la Reunión Sacramental que es donde nos reunimos todos los miembros del barrio (o Rama) y donde tomamos la Santa Cena (prometo contarles que es en otro post), compartimos discursos (de temas tomados de las escrituras y/o manuales de la iglesia) asignados a cualquiera de los miembros del Barrio y cantamos Himnos.

Una vez por mes en vez de discursos tenemos lo que llamamos “Reunión de Testimonios” donde después de compartir la Santa Cena se les da la oportunidad a todos los que así lo sientan y deseen, de pasar al estrado y compartir su Testimonio con respecto a las enseñanzas de Jesucristo y de como se sienten al ser miembros de la iglesia. Ok, prometo contarles también sobre eso. Guiño

La Reunión Sacramental es mi reunión favorita, debo confesarlo. Sonrisa

Bueno, si llegaron hasta acá, ¡muchas gracias! Guiño

 

Ya saben, pueden dejar su opinión y/o pregunta en la sección de comentarios. O arriba a la derecha, casi al principio de la sidebar está el botón de “Contact us” que es un formulario de contacto. ¡Gracias! Sonrisa

 

 

La fuente de las imágenes: LDS Media Library. Site (en inglés) de la Iglesia.

Fuente: La Organización de la Iglesia en el site oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Sol

lunes, 18 de junio de 2012

Soy mormona y soy cristiana. | #SUD #mormon #LDS

Los otros días leí un artículo (en inglés) donde un “erudito” decía que los mormones no éramos cristianos.

interrogacion3

Si, exactamente un signo de interrogación así de grande se me apareció en la mente y me pregunté:

¿Leí bien o como estoy cansada estoy traduciendo en mi mente cosas que no son?

Pero no, este buen hombre argumentaba que tenemos que llamarnos mormones a secas y no “cristianos”. (Para los que quieran leer el artículo en inglés hagan clic acá y los lleva).

Obviamente que no estaba – no estoy - de acuerdo con ese artículo (igual es respetable lo que piensa, ¿eh?, para eso estamos, para pensar y creer en lo que queramos Guiño), así que inmediatamente busqué una fuente “neutral” sobre la definición de “cristiano” para ver si estaba bien lo que yo pensaba.

Según la RAE:

cristiano, na. (Del lat. christiānus, y este del gr. χριστιανός).

1. adj. Perteneciente o relativo a la religión de Cristo.

2. adj. Que profesa la fe de Cristo. U. t. c. s.

3. adj. coloq. Dicho del vino: aguado.

4. m. Hermano o prójimo.

5. m. coloq. Persona o alma viviente. Por la calle no pasa un cristiano, o ni un cristiano.

“Aja”, me dije – si, sepan que soy de las que, de vez en cuando,  se habla a sí misma Burla - “según las acepciones 1 y 2 soy cristiana aparte de mormona.” Sonrisa

No voy a meterme en temas doctrinales porque estoy medio fuera de práctica – pongámoslo de esa manera Sonrisa - pero si voy a decir algo que mencioné antes y que yo sé:

Soy mormona y soy cristiana.

¿Por qué?  Vamos por partes.

1.- Pertenezco a La Iglesia de JESUCRISTO de los Santos de los Últimos Días. Jesucristo, Cristo, Jesús, El Salvador, Jesusito (como le dicen algunas viejitas, viejitas con cariño, obvio Guiño), la iglesia es de Jesucristo, se basa en sus enseñanzas y nuestra doctrina está basada en el Evangelio de Cristo. Lo “de los Santos de los Últimos Días” es porque santos/santo se denominaba a aquellos que seguían a Cristo y a los Apóstoles en el Nuevo testamento. Y “de los últimos días” porque se restauró luego de una gran Apostasía y estamos cerca de la 2º Venida.

2º.- Nos dicen “mormones” porque a parte de la Biblia (si, La Santa Biblia) usamos otros libros de escrituras, uno de ellos, al que llamamos otro testamento de JESUCRISTO, es El Libro de Mormón. Por eso nos dicen “los mormones”, por El Libro de Mormón.

Pero nosotros, como la mayoría de las personas, creemos en Dios El Eterno Padre (Nuestro padre Celestial), en Jesucristo su Hijo y en el Espíritu Santo. Tres seres distintos, Dios El Padre y Jesucristo (seres glorificados que alguna vez fueron como nosotros) y el Espíritu Santo, que como bien su nombre lo menciona, es un personaje de espíritu con forma de hombre y es un espíritu debido a la misión que tiene de testificar sobre Dios El Padre y Jesucristo, el  Hijo de Dios.

Mi vida está centrada en las enseñanzas de Jesucristo, o el Cristo, o El Salvador, como también lo llamamos. Si, ese Jesucristo que fue crucificado y resucitó a los 3 días; ese Cristo que enseñó “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra”. El mismo que menciona la escritura Juan 14:6:

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.” 

jesus soloYo soy cristiana porque creo en Cristo, en Jesucristo mi Salvador.

Y soy mormona porque al decir “soy mormona” me relacionan más fácilmente con “la iglesia del nombre largo” Sonrisa.

¡Ah! Y también van a ver que en mi perfil de Twitter por ejemplo, aparte de #Mormona dice #SUD que significa Santo de los Últimos Días (#LDS: Latter Day Saint en inglés).

Así que ya saben, soy mormona y soy cristiana. Sonrisa

Y como dije anteriormente no voy a ponerme en filosófica ni hacerme la erudita porque no es mi intención. Pero sepan que he adquirido conocimiento (mucho, poco, depende del tema Guiño) tanto por el estudio como por la fe.

He sido miembro de la iglesia toda mi vida. Mis padres se conocieron gracias a la iglesia. Es decir, ellos se unieron a la iglesia en su juventud, se conocieron, se enamoraron y se casaron, así que digamos que yo no estaría acá si no fuera por la religión. Guiño

Cuando tuve la edad suficiente fui maestra en muchas clases dominicales en varios cursos de doctrina y hasta salí a la misión (misión proselitista por 18 meses) cuando cumplí 21 años a predicar el evangelio de Jesucristo.

Tengo 42 para 43, y si bien he tenido mis altos y bajos (como todo en la vida, aparte me he tomado mis “años sabáticos” je Enamorado), puedo decir que tengo suficiente conocimiento de la doctrina – aunque uno nunca termina de aprender todo, obvio - pero no estoy acá para “adoctrinar” ni “obligarlos” a que crean lo que yo sé, simplemente en este blog voy a compartir con palabras sencillas porque soy mormona y cristiana sin necesidad de andar discutiendo ni entrando en controversias, porque como siempre digo yo soy feliz siendo miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y no hago mal a nadie. Desternillado de risa

Cuando habré tenido unos 12 o 13 años (no me acuerdo bien, los años no vienen solos, je Burla), una vez en la tele (para que vean que la tele a veces sirve, je je Guiño) estaba mirando un dibujito animado japonés sobre samuráis. En medio de la historia, cuando alguien le dice al Samurái que no llegaba a comprender porqué él seguía esa filosofía de vida, este Samurái le respondió:

Porque no entiendas lo que hago, no significa que esté equivocado.

Apenas lo escuché, se me quedó grabado en la mente y siempre cuando alguien viene a “pelearme” o a cuestionarme mis principios y mis creencias, le respondo lo mismo:

Porque no entiendas lo que hago – o en mi caso en lo que creo – no significa que esté equivocada, simplemente pienso, creo y siento distinto, nada más. Guiño

¡Ah! Y por si no lo saben, a la edad de 29 años tuve un accidente que me dejó en silla de ruedas y como siempre digo, el conocimiento del Evangelio de Jesucristo, de que ese accidente fue eso, un accidente y que Dios no tenía nada que ver (lo primero que la gente hace es echarle la culpa a Dios de las cosas malas, no?) y de otras cosas que después voy a contarles, puedo decir sin lugar a dudas que ser mormona y cristiana me salvó la vida, porque al fin y al cabo todo es una cuestión de Fe.

 

christ-healing-the-blind-man-39555-mobile

Cristo curando a un hombre ciego (Fuente de la imagen)

Sol

domingo, 8 de abril de 2012

Pascuas de Resurrección [Video]

El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro. S. Juan 20: 1

Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para  mirar dentro del sepulcro; y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras?  Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no se donde le han puesto.

Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; más no sabía que era Jesús.

Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿ A quién buscas? Ella , pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tu lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.

Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella , le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro).

Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; más ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

 

 

 

 

¡Felices Pascuas!

 

 

Fuente del video: Biblioteca SUD.

Estrella

Photobucket

 

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados